Himno a la Belleza (Homenaje a Charles Baudelaire)

_DSC5610-2Atardeciendo junto a Ti – Nikon D90 f/22 1/40S  ISO 200  20mm (Playa Conta 27/04/2014)

 

¿Vienes del cielo profundo o sales del abismo,
Oh belleza? Tu mirada, infernal y divina,
Vierte confusamente la buena acción y el crimen,
Y puedo por eso compararte al vino.

Contienes en tus ojos el ocaso y la aurora,
Esparces perfumes como una tarde de tormenta,
Tus besos son un filtro y tu boca un ánfora
Que vuelven cobarde al héroe y valiente al niño.

¿Sales del negro abismo o bajas de los astros?
El destino hechizado te sigue como un perro;
Siembras al azar gozos y desastres,
Y gobiernas todo sin responder a nada.

Marchas sobre los muertos, belleza, de los que te burlas;
De todas tus joyas, el horror no es la menos encantadora,
Y el asesinato, entre tus más queridos colgantes,
Sobre tu vientre baila orgullosamente.

La efímera deslumbrada vuela hacia ti, candela,
Crepita, arde y dice: ¡Bendigamos esta antorcha!
El amante jadeando inclinado sobre su bella
Parece un moribundo acariciando su tumba.

¿Qué importa que tú vengas del cielo o del infierno,
¡Oh belleza! ¡Monstruo enorme, espantoso, ingenuo!
Si tus ojos, tu sonrisa, tus pies, me abren la puerta
De un infinito al que amo y nunca he conocido?

De Satán o de Dios, ¿qué importa?, ángel o sirena,
¿Qué importa, si tú haces -hada de ojos de terciopelo
Ritmo, perfume, fulgor, oh mi única reina-
Menos horrible el universo y menos pesado cada instante?

314159_371996299550357_122025066_n

 

 

 

Anuncios

La Belleza del Sexo

Imagen

Nikon D90 50mm 1/60 F1.8 ISO200. Deseos

Alli, en nuestros encuentros de vida, sexo y pasión,
en donde he vivido la figura de tu cuerpo desnudo,
beso a beso, pliegue a pliegue, centímetro a centímetro,
con nuestra lujuria desenfrenada por el deseo.

Allí donde quería acurrucarme entre tus senos,
para acariciarlos, recorrerlos
y perder el sentido del tiempo existente.

Allí donde besaba el sensual hueco de tu espalda,
bajaba a tus caderas,entre curvas sudorosas de pasiones exultantes, irracionales, buscando acariciar con mi lengua, lentamente, el cetro de tu sexo.

Allí donde el deseo se convierte en inexplicable.
y cada verano, cada invierno,
arde como una antorcha romana,
que solo desea quemarse con tus pasiones.

Allí, donde tu sangre sexual rompe en orgasmos profundos,
como las bravas olas impetuosas abaten las rocas y
caen por los acantilados mas bellos
que hemos recorrido juntos.

Allí donde nuestra felicidad mas corporal,
inunda la oscura y escondida cueva de la lujuria,
Iluminandola para que muestre  su increíble belleza,
la belleza de la Libertad de las pasiones sexuales

Nikon D90 50mm 1/200 f.22 ISO500 Los Colores del Sexo

la Belleza del Sexo1